* a p e r t u r a – d e – l a – s e c c i ó n – 2 – d e – l a – h i g h – l i n e – ( n u e v a – y o r k )

En julio de 2009 ya escribí sobre la apertura de la high line de Nueva York, aquella vieja vía de tren elevada transformada en parque urbano. Pues hace poco se ha abierto el segundo tramo de la High Line siguiendo con al idea original de espacio público con participación ciudadana.

La iniciativa por parte de los promotores continúa y la High Line sigue creciendo. Como siempre todo un ejemplo de reciclaje urbano, siendo ahora la High Line un importante punto de referencia en la parte oeste de Nueva York, influenciando en la mejora de su entorno: un importante da-forma de la ciudad.

Les dejo este plano de la sección 1

Y este es un plano del entorno para quién le interese.

Recomiendo entrar por el Meatpaking Districty de paso se toman algo por las calles anexas, para que perciban el cambio del barrio. De almacenaje industrial de carne a nueva zona de arte, comercial, hostelera, etc…todo una transformación urbana.

Para mas información pueden visitar la web de la High Line.

visita mi web: estudiopro.es

* h u e c o s- u r b a n o s ( 3 ) g r e e n – g u e r r i l l a s – n y – h u e r t o s – u r b a n o s

Los Green Guerrillas son un grupo formado en 1973 cuyo objetivo es transformas los solares cerrados  llenos de escombros y residuos en jardines de la comunidad.  El resultado son los llamados huertos urbanos donde se plantan no sólo vegetales sino también se busca un nuevo núcleo verde con flores, árboles, setos creando conjuntamente un jardín de la comunidad. Todo esto da  a lugar que a los huertos urbanos se conviertan en lugar de reunión, educación de la juventud, centros de la comunidad vitales para generaciones futuras. Su localización suele ser en barrios marginales de Nueva York donde la implicación vecinal es fundamental para el éxito del proyecto. Se consigue una recuperación del suelo como lugar de siembra y cultivo y se mejora la calidad del entorno. Las Green Guerrillas se inició con los jardines de Liz Chisty en 1973 que con sus amigos,  limpiaron un solar vacío y cultivaron u huerto allí donde sólo había basura, se cambió el negro por el verde. Se creó un auténtico movimiento urbano de parcelas inmobiliarias pero no destinadas a la edificación sino al cultivo. La visión de los Green Guerrillas no se para sólo en cultivar los huertos urbanos sino hay todo un entramado para el mantenimiento de este sistema de recuperación de solares marginados y en desuso ya sea como lugar de cultivo o como lugar destinado a la mejora medioambiental a modo de parque, de jardín, etc. Se genera una situación urbana autoorganizada y autogestionada, al margen de los poderes centrales, siendo acciones necesarias y naturales en un medio controlado y limitado por los estamentos reguladores.

Los Green Guerrillas llevan a cabo toda una red organizada del uso del suelo que se puede tomar de uso general y aplicar en otras ciudades modernas ya que los problemas no dejan de ser los mismos:

– Definir el tipo de jardín en función de la demanda del barrio; huerto, setos, flores, combinado etc.

-Población a la que se destina.

-Implicación del grupo beneficiado en el proyecto

-Buscar un patrocinador

-Buscar el suelo

-Preparación del suelo

-Organización de equipos voluntarios de trabajo

-Dar buena presencia al jardín

-Seguro de responsabilidad

-Establecer unos objetivos a corto y largo plazo.

En Nueva York como en el resto de ciudades modernas se afecta fuertemente al  entorno natural y la biodiversidad de las áreas vecinas. Frente a ello, los Huertos Urbanos suponen:

– Una forma efectiva de aliviar la presión del paisaje urbano.

– Sirven para compensar el efecto de “isla de calor” que se produce en las ciudades. El cemento y el asfalto absorben e irradian la luz del sol, provocando un aumento de las temperaturas en las ciudades que implican un mayor uso del aire acondicionado y por tanto mayor gasto de energía.

– Pueden absorber gran cantidad de agua de lluvia, reduciendo la presión sobre los sistemas de alcantarillado.

– Suponen un manejo ecológico sustentable de los espacios verdes, mejorando la repoblación de insectos polinizadores, favoreciéndose la presencia de aves y diversificándose las especies y el número de plantas.

– Mediante el intercambio de semillas se contribuye a la conservación de especies autóctonas y tradicionales, cultivándose frecuentemente variedades de frutas y vegetales que no están disponibles a nivel comercial y que de otra manera corren un serio riesgo de desaparición.

-Son una invitación a la integración y coexistencia entre el campo y la ciudad, entre la naturaleza y la urbe,  mejorando la calidad del aire y disminuyendo la contaminación.

No hay que olvidar que esta recuperación del suelo se convierte en un espacio donde la ecología se mezcla con la educación social siendo en definitiva un proyecto común del barrio mejorando la calidad y el ambiente urbana. No obstante nos encontramos con un problema cuando el solar vuelve a su propietario para su construcción, ¿qué hacemos con toda la gente que ha contribuido a la formación del huerto urbano una vez entregado el suelo a su propietario? ¿El cierre de un huerto lleva consigo la apertura de otro? Es necesario que todos los participantes sean conscientes de que se trata de un proyecto temporal y que tendrá un fin; hay que definir el tiempo mínimo necesario para cada tipo de solución sea huerto, jardín, o combinado y no dejar los proyectos y los esfuerzos vecinales a medias. Por tanto, previamente a la elección del suelo, hay que analizar el uso temporal que mejor convenga en función de:

– Tamaño del solar

– Tiempo para poder ejercer la actividad

– Impacto social del entorno y población a la que se destina

– Alternativa posterior una vez finalizado el plazo de uso del hueco urbano

Estas son algunas localizaciones de los huecos-huertos urbanos de los green guerrillas:

* t e n i s – u r b a n o

Otra posibilidad que se le puede dar a un hueco urbano…un partidito de tenis en medio de la ciudad

A falta de espacios deportivos, los hueco urbanos son perfectos para usarlos temporalmente y practicar deporte.

Algo parecido vi en Nueva York; una parte de la plazas del Rockefeller Center con una pantalla gigante la transformaron en gradas y césped para ver el USA Open. No había una pista de tenis pero si montaron todo lo más parecido a estar en la pista de tenis. Hicieron un uso temporal de una plaza por una ocasión especial y como casi siempre la acogida fue muy buena.

* t h e – h i g h – l i n e – i s – o p e n !!

Así reza la web de la high line. En junio por fin se abrió un tramo, no me voy a extender en la noticia así que pueden visitar la propia web de la  High Line, ver fotos muy buenas en flickr en el grupo de friends of the high line , también en el grupo de high line park y en el grupo high line además de otras webs como plataforma de arquitectura que tienen una fotos magnificas del proyecto.

Básicamente el proyecto consistió en recuperar unas vías de acero de tren elevadas construidas en los años 30, situadas en la parte oeste de Manhattan con un recorrido de unos 2 kilómetros que desde los años 60 ya no tenían uso.

Este es un video de unos 5 minutos que resume rápidamente la intervención

Hace apenas un año que me enteré de la existencia de la High Line. Fue a raíz de leer una guía de Nueva York en la que ponía como visita obligada ir al parque de la High Line, me pareció una idea magnífica la recuperación de una vieja estructura de acero en un espacio público y destinado a los vecinos del barrio. Pero más me gusto saber que fue una iniciativa popular encabecada por los activistas Friends of the High Line los que propusieron la construcción de un parque  y evitaron así su demolición en el año 1999, frente a las ansias destructoras de los constructores de turno. El éxito ha sido total desde su inauguración, gentes paseando, tomando el sol, jugando, descansando….realmente un espacio recuperado y los vecinos así lo demuestran.

A mi particularmente me gusta además la nueva concepción  y la una nueva visión de la ciudad que da la High Line. Se ha pasado de ver la ciudad a ras de suelo y estar pendiente del tráfico rodado a estar ahora a unos 10 metros de alto, poder mirar hacia arriba y hacia abajo y caminar tranquilamante sin obstáculos urbanos, una pasarela gigante que va sorteando los edificios; cambia la concepción de los edificos y de la propia estructura de la ciudad. El punto de vista ahora es nuevo por lo que podemos hablar de que sería necesario una nueva arquitectura adaptada a la High Line; supongo que es lo que se estará haciendo con las nuevas construcciones de su entorno. Es cualquier caso es un espacio enteramente peatonal, otro intersticio urbano olvidado que se recupera y  va a pertenecer al peatón.

¡¡Enhorabuena!!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑